• Slide El Salvador - NO DESPUBLICAR

Cerro Blanco, proyecto minero de origen canadiense ubicado en el municipio de Asunción Mita en Guatemala, ha puesto en peligro por más de una década a más de medio millón de habitantes debido a la minería transfronteriza que destruye fuentes de agua, la superficie forestal que impacta la salud y vida de las personas.

El Estudio de la investigadora y Bióloga, Cidia Cortes con colaboración de la Mesa Nacional frente a la Minería (MNFM) titulada “Impacto de la Mina Transfronteriza Cerro Blanco en el Agua y la Salud para El Salvador”, pone en evidencia la reducción del caudal del Río Ostúa y el Lago de Guija debido a la enorme cantidad de agua térmica que extraen del Cerro Blanco.

En un comunicado de prensa dado por la -MNFM- menciona que las primeras personas afectadas serán las mujeres rurales que se abastecen del agua de la fuente del Río Guajoyo vena del Lago de Guija ubicado en Santa Ana, El Salvador, y la fuente de agua conocida como Pita Floja ubicada en la misma zona y asegura que esta última ya experimenta dificultades por el gran contenido de metales tóxicos y su reducción caudal.

Las dos fuentes de agua antes mencionadas nutren el complejo hídrico del Lago de Guija, cabeza principal del Río Lempa, “Hemos venido observando y explorando la mina Cerro Blanco desde el 2007 año en que se instaló en el área de frontera, desde ese momento nos generó la preocupación dado que esta mina subterránea es de gran magnitud que se instala en un acuífero subterráneo cuenca Ostúa-Metapán” menciona la Bióloga Cidia Cortes.

Debido a lo anterior también menciona Cortes que este proyecto va a generar fuertes impactos en el agua de El Salvador que pone en peligro la vida de los pobladores principalmente aquellos que se ubican en área de frontera.

“Este estudio que ya es la tercera exploración, han arrojado resultados sobre los impactos ambientales, pero es necesario hacer mas estudios para decir tácitamente que la mina ya esta ocasionando impactos en ese acuífero subterráneo que es el que fortalece el Río Ostúa y el Lago de Guija que es la cuenca alta del Río Lempa” agrego Cortes.

Rodolfo Calles, representante de la Alianza Centroamérica Frente a la Minería (ACAFREMIN) y miembro de la MNFM señala “para nosotros lo que es importante es la preservación y conservación del Río Lempa, es necesario prohibir la minera metálica. El estudio lo que esta diciendo es que si la mina Cerro Blanco empieza a operar en un corto plazo esto es lo que va a pasar, el estudio es una herramienta para apoyar el trabajo de las comunidades que van a salir directamente afectadas y para apoyar a productores y productoras que viven del Río Lempa”.

En este sentido las organizaciones sociales demandan al Estado salvadoreño para que adopte medidas que sean apropiadas y efectivas para prevenir, reducir y controlar el impacto de los bienes naturales transfronterizos.

El estudio esta pendiente de su publicación, en espera que se publique en los próximos meses.

Website by Heavy Web Design