• Slide Blog - NO DESPUBLICAR

El líder indígena y defensor ambiental sigue encarcelado injustamente por su oposición contra la hidroeléctrica OXEC en el río Cahabón.

Los magistrados suplentes de la Sala 6.ª de Apelaciones del Ramo Penal de Alta Verapaz suspendieron por quinta vez la audiencia de Bernardo Caal, líder indígena del pueblo maya q’eqchi', quien guarda prisión injustamente por defender el Río Cahabón en el departamento norteño de Alta Verapaz.

CAAL

El ambientalista se opuso a la empresa hidroeléctrica OXEC, que pretendían desviar el cauce de los ríos Cahabón y Oxec, afectando el acceso de agua para cientos de pobladores indígenas. En 2015, Caal presentó recursos legales contra el Ministeiro de Energia y Minas (MEM) ante la corte Suprema de Justicia de Guatemala por violentar los derechos a la Consulta Previa Libre e Informada libre de las comunidades Q´Eqchi.   

“Yo lo único que hice fue denunciar el secuestro del río Cahabón que lo llevan en un túnel aproximadamente 30 kilómetros. Nosotros seguimos con mucha fuerza en esta lucha porque los ríos pertenecen a los pueblos”, dijo el líder indígena Bernardo Caal. En enero de 2017,  la Corte Suprema de Justicia suspende las licencias a la empresa hidroeléctrica OXEC y obliga al Ministerio de Energía y Minas (MEM) a realizar las consultas públicas del proyecto.

En retaliación, la empresa hidroeléctrica acusó, con falsedades, a Bernando Caal de realizar supuestos actos de violencia contra empleados de NETZONE S.A., contratista de OXEC. El tribunal condenó, en noviembre 2018, al ambientalista a siete años y cuatro meses de prisión por los delitos de detenciones ilegales con circunstancias agravantes y robo agravado.

Los abogados de Bernardo Caal han apelado su condena desde el 30 de noviembre de 2018. Sin embargo, el juicio ha sido retrasado injustificadamente y hasta la fecha no se ha podido celebrar la audiencia debido a que en cuatro ocasiones los magistrados designados no se presentaron o presentaron alguna excusa para no conocer del caso. La próxima audiencia fue programada para el 28 de julio de 2020, la cual también fue suspendida por los magistrados.

Amnistia Internacional, organización internacional en derechos humanos, dirigió una carta a María Consuelo Porras, fiscal del Ministerio Público, donde le expresa su preocupación en cuanto al proceso judicial de Bernardo Caal. Señaló que las acusaciones en contra del ambientalista se basaron en falsedades y mentiras.

“Tras haber revisado el expediente penal abierto contra Bernardo Caal, es claro que no hay evidencia sobre los delitos de que se le acusa. Por el contrario, el proceso en contra de Bernardo muestra los mismos patrones de criminalización contra defensores de derechos humanos que hemos documentado por años en el país. Por eso, hoy le nombramos preso de conciencia, exigimos su libertad y pedimos que la Fiscalía General haga una revisión de su caso e investigue a los funcionarios que llevaron la investigación”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Website by Heavy Web Design