• Slide Blog - NO DESPUBLICAR

Cada 22 de marzo se celebra a nivel internacional el día mundial del agua, las Naciones Unidas mencionan que dicha celebración tiene como objetivo concienciar a cerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar medidas para abordar de manera que se alcance el objetivo de desarrollo sostenible: Agua y saneamiento para todos antes de 2030.

El día de ayer las y los activistas salvadoreños organizados salieron a las calles para manifestarse ante la crisis hídrica que propician en su mayoría las grandes industrias y empresas extractivistas e hidroeléctricas. Las y los defensores del agua mencionaron que el Estado tienen una deuda histórica ante la falta de una aprobación de una Ley General de Aguas estancada por 15 años.

“Exigimos que los 24 días que quedan de legislación de la actual legislatura se retome la discusión de la Ley General de Aguas. Pedimos que la nueva legislatura retome esa discusión y además se comprometa a la ratificación del derecho humano al agua en la constitución de El Salvador. Es lo mínimo que se puede esperar después de 15 años de lucha por una ley general de aguas en la cual cada uno de esos 15 años se ha ido agravando la crisis del agua en calidad y cantidad” mencionó Luis González, representante de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES).

La Alianza Nacional Contra La Privatización del Agua exclamaron en un comunicado de prensa que durante esos 15 años se ha visto como “en la discusión por aprobar una Ley General de Aguas en la Asamblea Legislativa, ha pesado los intereses económicos empresariales y mercantilistas sobre el derecho humano al agua, respaldados y defendidos por algunos partidos políticos que buscaban limitar la participación ciudadana y sobreponer el interés privado sobre lo público en la estructura organizativa de la autoridad hídrica”.

Por su parte el líder comunal Franciso Martínez del municipio de Suchitoto y parte de la Junta Directiva de la Asociación para el Desarrollo en El Salvador (CRIPDES) agrega: “El agua debe estar administrada por la sociedad civil y por las juntas de agua para que no se logre privatizar, las empresas las siguen explotando como una mercancía a nivel de cada territorio, como el caso del municipio de Suchitoto que se han instalado tres empresas con el objetivo de explotar el agua para comercializarla. La población hoy en día tenemos que organizarnos con el objetivo de proteger todos los recursos naturales, las cuencas y las microcuencas, las zonas de recargas hídricas, proteger de forma organizada es fundamental”.

La marcha que salió desde las conocidas letras de Metrocentro hasta El Palacio Legislativo en San Salvador, fue recibida con una gran barricada y con cuerpos de la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO) lo que no imposibilito que los representantes de los diferentes movimientos sociales entraran a La Asamblea Legislativa para entregar a diputados y diputadas una pieza de correspondencia en la que señalaron la urgencia de una Ley General de Aguas con enfoque al derecho humano.

Website by Heavy Web Design